Yolanda Obando (calzados Ciara): “Hay que apasionarse por lo que uno hace para poder hacerlo lo mejor posible”

Siempre he pensado que la realización profesional va acompañado de un crecimiento personal y aunque a veces resulta difícil mantenerte cuerda en un mundo, en el que parece solo importar el trabajo, contar siempre con el apoyo incondicional de tu familia, te ayuda a seguir adelante. Este es el caso de Yolanda Obando Saavedra, una joven encantadora, diseñadora de profesión y zapatera por convicción, quien junto a sus padres y hermanos han convertido a Ciara de una empresa familiar a una de las marcas de zapatos más posicionadas en nuestro país.

Yolanda Obando visita diariamente las tiendas de Ciara, para supervisar si todo marcha bien

A veces se tiene la idea errónea de que un empresario tiene la vida fácil porque “puede llegar a la hora que quiere” ¿Qué tan cierto es esto?

Nada más alejado de la realidad, cuando tienes una empresa tienes que estar pendiente de todo para que las cosas marchen bien, si no es así, los más afectados serán los miembros de tu familia, ya que siempre hay que cumplir con el trabajador. Muchos no saben y piensan que es fácil, sin embargo cuando hay problemas financieros o coyunturales, los que debemos dar la cara somos nosotros ya que la empresa debe mantenerse a pesar de las dificultades. Por eso los más comprometidos somos nosotros, es más todos los días nos recogen a las 8 de la mañana para llevarnos a la empresa y créeme que si alguien no está listo, simplemente se queda.

Yolanda se caracteriza por su simpatía y amabilidad. Los trabajadores de la tienda más que una jefa la consideran una amiga

Tu padre fue el que emprendió esta aventura y ahora ya después de 20 años de creada la empresa ¿Qué puedes decir que has aprendido de él?

Mi papá siempre quiso que seamos profesionales, es más si queríamos entrar a la empresa ese era el requisito. Por eso yo estudié diseño de moda y me especialicé en calzado. Definitivamente mi padre, nos recalcó que el éxito no viene solo, hay que apasionarse por lo que uno hace para poder hacerlo lo mejor posible, él es un perfeccionista, tiene un conocimiento empírico muy importante. Desde que eramos niños nos llevaba a mis hermanos y a mi, a conocer la fábrica, para que seamos conscientes de lo que teníamos, gracias a eso nosotros logramos interesarnos en la empresa y unirnos como familia. No podría enumerar todas las cosas que he aprendido de él, son tantas, por ejemplo su perseverancia, sus ganas de hacer las cosas bien, su puntualidad y dedicación, etc.

La marca Ciara es muy reconocida a nivel nacional, sin embargo la familia Obando no se conforma con lo logrado y se proyectan a llevar la marca al mundo

¿Qué te inspiro para seguir los pasos de tu padre?

Siempre me llamó la atención la moda, como cualquier mujer, desde pequeña estuve inmersa en el mundo de los desfiles y las cámaras. A pesar de eso, al salir del colegio, postulé a la universidad y estudié educación, terminé la carrera pero sentía que algo más me faltaba, por eso decidí estudiar derecho, felizmente siempre recibí el apoyo de mis padres. Mientras estudiaba derecho, comencé a apoyar en Ciara y ahí me di cuenta qué es lo que quería hacer.

Creo que mucho ha influenciado mi infancia, y esta empresa la siento mía, ya que como te mencioné yo sé todo sobre fabricar un zapato y eso me da la ventaja de saber como se lleva a cabo todo el proceso de elaboración, a mi nadie me puede mentir sobre la fabricación de un zapato, yo tengo conocimiento de lo que se puede y de lo que no se puede hacer. Aunque estudié diseño, yo no sé solo dibujar, por eso me califico una zapatera, porque puedo decir con toda humildad, que me interesé por saber cómo se hacía un zapato y ahora ese conocimiento me sirve para diferenciarme del resto.

La dedicación y la pasión que le pone Yolanda a su trabajo, han traído magníficos resultados a su carrera en poco tiempo

¿Cómo manejas el tema de tu apellido, te incomoda ser conocida como la “hija de” o sientes que eso no ha pasado contigo?

Yo recién estoy empezando mi camino como diseñadora, a futuro pienso hacerlo también independientemente. No me afecta, por el contrario, me enorgullece saber de donde vengo y sé que nada de lo que tengo ahora me lo he ganado por ser “hija de”. Mi papá es una persona muy exigente y cualquier persona que lo conoce sabe que “no se casa con nadie”. Él tiene muchos años de experiencia por eso a veces no coincidimos, porque él es más conservador y yo vanguardista, pero tratamos de buscar el punto medio y quizá, sea eso el encanto de los zapatos Ciara. Por ejemplo si hago algo mal, si tengo algún descuido o cometo alguna irresponsabilidad, mi papá no tiene reparos en llamarme la atención delante de todos porque a pesar de ser su hija, soy sobre todo una trabajadora más.

La familia de Yolanda es muy unida, por eso todos tienen un puesto dentro de la empresa, mientras ella diseña los zapatos su madre se encarga de la colección de carteras

¿Qué tan difícil es llevar el nombre de Ciara y tener la responsabilidad de no solo mantener la imagen si no conseguir más logros?

Yo siento que tengo una responsabilidad en mis manos, mi objetivo es que cada diseño mío que se venda y sea agradable al público, por eso vivo al máximo mi trabajo aunque algunas veces me equivoco y a veces no sale las cosas como las planifiqué o la gente no responde, me encanta ese estrés y trato de aprender de cada error. Sé que esto recién esta empezando y aún tengo muchas metas por cumplir, pero estoy segura que estoy en el lugar correcto.

Yolanda se ha prometido no solo mantener la calidad de los zapatos que ofrece Ciara, si no también mejorarla

¿Qué sientes cuando ves que alguien está utilizando un modelo que tú has creado?

Se siente increíble, es una sensación indescriptible, el saber que una persona que no conoces, no solo le gusta lo que tú haces, si no también se siente identificada con el producto y lo usa.

La marca Ciara tiene gran proyección, la familia Obando planea lanzar sus diseños a nivel internacional, siempre representado a su país

¿Qué consideras que diferencia a Ciaria del resto de zapaterías?

Nosotros somos fabricantes, a mi nadie me puede engañar sobre la elaboración de un zapato, yo he estudiado para ser diseñadora pero considero zapatera. Desde pequeña mi papá me enseño a cómo armar el zapato, cómo emplantillarlo, sé cómo clavar el taco, nosotros no nos enfocamos solo en la moda si no también ofrecemos un producto de calidad.

A pesar que tiene muchas obligaciones dentro de la empresa, a Yolanda le gusta conservar tiempo para ella

La vida te lleva por caminos inimaginables ¿Pensaste alguna vez, que estarías en donde estás?

Según mi mamá fui fashionista desde chiquita, siempre me gustaba vestirme diferente, por eso ella siempre me decía que no me veía en una carrera en la que tendría que matarme leyendo, ella pensaba que yo me dedicaría a algo especial, siempre me vio cualidades para el mundo de la moda, porque inclusive yo cocía la ropa de mis muñecas.

Yolanda afirma que desde pequeña le encantó el mundo de las pasarelas. Esta foto pertenece a un desfile en el Hotel Los Delfines

¿Qué es lo que más disfrutas de hacer lo que tú haces?

Todo me apasiona, desde diseñar el zapato hasta ir a las tiendas y yo misma vender el producto. Me gusta mantener ese contacto con las mujeres, saber qué quieren, me gusta poder asesorarlas, porque muchas vienen porque saben que necesitan un par de zapatos nuevos pero no saben qué quieren. Las personas se sorprenden cuando después de comprar un par de zapatos que yo les recomendé, les digo que soy la diseñadora. Es importante estar presente en las tiendas, de esta manera conoces qué tipo de mujeres compra tus productos y de esta manera seguir trabajando para satisfacer sus necesidades.

Los modelos de Ciara son muy solicitados por las mujeres, esto tiene mucho que ver con la dedicación que le pone Yolanda a su trabajo

Cuando tienes una empresa familiar, a veces sientes que no tienes un horario definido, si no que llevas el trabajo a la casa ¿Has sentido eso, alguna vez?

Yo me encargo de varias cosas dentro de la empresa, soy diseñadora, me encargo del marketing y de la publicidad, soy yo quien contacto a las modelos y la que se comunica con los medios de comunicación, antes sí debo reconocer que me llevaba a casa el trabajo, pero con el tiempo he aprendido a organizarme. puedo encargarme de cosas del trabajo solo hasta las 10, a partir de esa hora mi celular se apaga. Respeto muchos mi espacios, por ejemplo el domingo está reservado para mi familia, somos muy unidos y no interesa que ya todos somos adultos, siempre conservamos ese vínculo. Por ejemplo cuando eramos niños y mis papás tenían que trabajar, nos llevaban a la fabrica, siempre hacían lo necesario para tener momentos íntimos de familia, y yo valoro mucho eso ahora.

Yolanda señala que su pasión es diseñar zapatos y seguirá capacitándose para brindar siempre un mejor trabajo

Para terminar, el éxito es un concepto que varía de acuerdo a la persona ¿Qué significado tiene para ti?

Yo siento que recién estoy empezando y, aunque me encanta lo que hago, me enfrento con varias dificultades día a día. Soy muy apasionada y por eso me gustaría tener la libertad de crear cualquier tipo de modelos de zapatos, sin embargo, nosotros tenemos que amoldarnos a los gustos de las mujeres y en nuestro país todavía no nos atrevemos a innovar, como en Europa. Por eso tengo en mente un proyecto personal de hacer mi propia línea, se llamaría “Ciara by Yolanda”. Definitivamente el éxito va de mano con la capacitación, si algo he aprendido de mi padre es que nunca hay que dejar de estudiar y no conformarme con nada, me encantaría ver mi nombre en las pasarelas internacionales y sobre todo lo que aprenda, traerlo a mi país y que funcione, crear un nueva manera de ver la moda.

Compartir



Un comentario Dejar un comentario ›

Escribe un comentario