Victoria Ninaquispe: “El éxito de mis picarones es el cariño y la dedicación”

Hace unos meses, en la Teletón 2011, probé los mejores picarones que había comido en años. La creadora de este sabor tan delicioso es Doña Victoria Ninaquipe, y no podía irme sin pedirle un número para contactarla.

Días después conversé con ella en su puesto en Gamarra, frente al C.C. Cánepa, y pude ser testigo del gran éxito que tiene gracias a sus postres. Esta es su historia.

Están buenazos sus picarones, ¿hace cuánto se dedica a este negocio?

Ya casi 25 años. Actualmente me dedico a vender picarones en esta zona y también voy a eventos particulares. No siempre he estado en esta esquina, primero estuve en el Centro de Lima, pero por varios problemas con la Municipalidad tuvimos que cambiar de distrito. Es muy difícil lidiar con las autoridades, pero uno se las arregla para hacer lo mejor posible.

¿Siempre ha contado con esta carretilla?

No, antiguamente tenía una carretilla de madera, pero desde que nos mudamos en el 2008 a La Victoria todos nuestros módulos son de metal. Ahora tienen un aspecto más moderno y agradable para el cliente. La imagen que se refleja es muy importante para que el cliente siga viniendo.

Me encantaría que me contaras un poco de tu familia

Desde mi abuelita, todas en la familia hemos sido picaroneras: mi abuela, mi mamá y mis hermanas. Incluso nuestras hijas ya saben preparar picarones. Todas comenzamos desde chiquitas, es una tradición que viene de generación en generación. La receta también es algo netamente familiar. A través de los años hemos ido modificándola hasta encontrar su punto. Ese sabor tradicional es el que nos caracteriza.

Trabajas en una avenida muy congestionada y con muchos vendedores alrededor,¿cómo hace para destacar?

Todo es gracias al producto. La calidad del producto hace que el cliente venga y nos recomiende a más personas. La mayoría de nuestros clientes viene porque les han hablado de nosotras. Acá la gente ya me conoce y sabe cómo preparo los picarones. Estar tanto tiempo en esta zona ha ayudado a que la marca se haga famosa y tenga un nombre propio.

¿Cuál es la parte más difícil de este negocio?

No me parece que sea algo difícil. Lo que pasa es que cuando a uno le gusta lo que hace, nada es difícil. Si no te nace hacerlo, ahí viene lo difícil. Definitivamente es trabajoso, pero es algo que he aprendido a disfrutar a través de los años.

Veo que no deja de llegar gente a su módulo. ¿Cuál es la receta del éxito de sus picarones?

Los hago con mucho cariño y dedicación. Mis insumos son de primera calidad y todo es del mismo día, nada es guardado. Cuando los insumos son de días anteriores, eso se refleja en el sabor. Uno se puede dar cuenta cuando los productos son buenos y cuando no están a la altura de lo esperado.

Te conocí en la Teletón 2011, estabas muy alegre y súper sociable, ¿qué tal le fue ese día?

Me fue increíble, se acabaron todos los picarones. Muchos famosos se me acercaron y quedaron encantados. Como no paraban de repetir aproveché para tomarme fotos con varios. Fue una experiencia muy bonita y espero que se repita el próximo año. Siempre es bueno estar rodeada de gente que quiere ayudar a los demás. El ambiente no pudo ser mejor.

Tienes tu propio negocio y una familia que te apoya… y como mujer, ¿qué es lo más difícil que te ha tocado pasar para poder salir adelante?

Luchar con las autoridades. Muchas de las mujeres que tienen puestos altos son bien insensibles ante otra mujer. Cuando una quiere salir adelante con su negocio, viene una funcionaria y te pone todo tipo de trabas. Hace que una no pueda subir más y causa mucha impotencia. Si haces ciertas cosas te ponen multa o te quitan permisos, y a la larga hace que el negocio no prospere.

Es por eso que muchas veces prefiero ir a eventos para estar más tranquila. Nos llaman de muchos lados y hemos estado por todo Lima. No me puedo quejar. En ese aspecto me ha ido bien, ya que la gente nos ha dado muy buenas referencias y de esa manera el negocio crece bastante.

Con este boom gastronómico me imagino que le gustaría tener su propio local

Por supuesto. ¿A quién no le gustaría? Eso está entre mis planes. Hoy en día estamos pasando todo el proceso de formalizar y registrar nuestra marca. El logo que uso ahora es de la municipalidad, pero la marca que queremos lanzar es otra. Lo que se busca es independizarnos y que ya no nos reconozcan como Doña Victoria, sino como Mama Nina. Incluso tenemos un nuevo logo y esperamos que continúe con el éxito que tenemos actualmente.

¿Qué recomiendas a las mujeres emprendedoras que tienen un pequeño negocio?

Puede sonar a lo que siempre se dice, pero es muy importante que no se den por vencidas frente a las adversidades y obstáculos. Las trabas de las autoridades no dejaron que mi negocio se estanque, sino que logré sacarlo adelante con mucho trabajo y esfuerzo. Si de verdad te gusta lo que haces, harás lo que sea por volverlo exitoso y hacer feliz a los clientes.

Si te gustaría tener a Mama Nina en tu evento familiar o corporativo, puedes contactarla al 999760403

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Jose Alfredo Chirinos

Soy comunicador, me gusta descubrir música y Oasis es lo mejor que le ha pasado a la humanidad.

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • jalbarracin
    Abril 9, 2012

    Doy fe que esos picarones deben ser los mejores de Lima. No he probado ultimamente nada tan bueno. Son crocantes, suaves pero a la vez consistentes y deliciosos. No se siente para nada que sean “un producto masivo” sino todo lo contrario, se les siente el sabor a postre con “receta original” muy bien implementada. Uno se ENAMORA de ese saborrr.

Escribe un comentario