Sandra Vergara: “Nunca pierdas las esperanzas, puedes tener un talento que no conocías”

La hemos visto en series como “Los del Solar“, “Gamarra“, “Yo no me llamo Natacha“, entre otras, y gracias a su sonrisa y su talento ha enamorado al público peruano. Conversamos con Sandra Vergara y nos compartió sus mejores experiencias en la televisión, cine y teatro, además de cuáles son sus pasatiempos y deseos para el futuro.

¿Qué proyectos tienes por el momento?

Tengo cine para mediados de año y ahorita hay unas propuestas de teatro infantil, pero en realidad aún estoy viendo. No estoy en algo fijo, así que estoy disfrutando de mis vacaciones forzadas.

¿Cómo así llegaste a este mundo?

Hago comerciales desde que tenía ocho años. Mi mamá hacía comerciales desde que tenía quince años más o menos y en su época hizo de todo, entonces cuando yo empecé con mi hermanita a hacer comerciales éramos “las hijas de Patty”. Así nos conocía todo el mundo.

Luego, pasé de hacer castings para comerciales a hacer castings para una serie, y justo entré para el personaje protagónico. Lamentablemente la producción no se pudo hacer y fue una pena, porque tuvimos un taller lindo de teatro. Esto fue a los dieciséis años. No muchos chicos a esa edad tienen la suerte de llevar el taller que yo tuve. Ahí fue cuando me picó el bicho de la actuación y decidí, desde que estaba en el colegio, que quería actuar.

Entraste a la televisión desde muy joven, ¿fue difícil abrirte paso a esa edad?

La verdad, no se me hizo tan difícil por lo que ya había empezado desde tan chiquita. Nada es fácil, pero yo siento que no fue tan complicado. Mi familia me entendía muy bien, entonces nunca tuve esa disyuntiva de si lo hago o no porque mi familia no quiere. Ahí ya tenía un punto ganado. Además estudié comunicaciones, porque siempre es bueno algo extra, pero la actuación también la tengo como carrera, con estudios y todo. Entonces no fue algo con lo que tuve que batallar mucho: mi familia me apoyó y yo decidí que eso era lo que quería sí o sí.

Has interpretado a bastantes personajes. ¿Cuál consideras que fue el que te catapultó a la fama?

No diría que me catapultó, porque no me considero re famosa ni nada de eso. Aún estoy dando mis pasos para lograr cosas mucho mejores y más grandes. Pero ese sería un personaje que hice cuando tenía veinte años para la serie “Los del Solar”, el cual me ayudó un montón. Por más que había hecho cositas, aún era nueva, y este personaje era uno de los protagónicos en la serie.

Era un personaje muy divertido y a mi la comedia me gusta un montón. Fue una de las primeras cosas que hice con Michelle Gómez. El personaje se llamaba Molly y me encantaba, le agarré harto cariño y a la gente en la calle le gustó muchísimo. A pesar de la inestabilidad del canal logramos un buen rating y teníamos nuestro público. Además, la prensa fue muy buena onda conmigo, siempre tuve suerte por ese lado.

Has actuado en televisión, cine y teatro. ¿Cuáles crees que son las principales diferencias?

Hay muchas diferencias. En la tele todo es mucho más rápido, no tienes mucho tiempo para pensarla. Si eres bueno, lo haces bien. Vas a estar en el ojo público. Así como puede ayudarte mucho, la tele también te puede destruir. Lo que me gusta de la televisión es la oportunidad de hacer diferentes personajes: en un año puedes hacer tres personajes completamente distintos. Además es una vitrina que te ayuda mucho para que la gente te conozca y te llamen para otros papeles.

En el teatro la experiencia es linda. Trabajas mucho más duro, ensayas mucho tiempo para crear un solo personaje y la respuesta del público es inmediata. En la tele, recién dos meses después de grabar la serie puedes ver el rating. En el teatro, si a la gente le gustó tu trabajo te va a aplaudir de pie. En ambos hay bastante presión, la gente espera mucho de los actores y tienes que hacer un buen trabajo porque están pagando por ir a verte. En el cine hay un poco de magia, es una experiencia distinta, un feeling completamente diferente. El actor tiene más tiempo para preparar el personaje.

Actuar en “Días de Santiago” debe haber sido una gran experiencia ¿Qué te pareció tu personaje?

Fue una escena chiquitita pero me encantó porque fue lo primero que hice en el cine, tenía diecisiete años y para mí fue increíble ver cómo funcionaba. Ahí fue cuando dije “quiero estudiar comunicaciones”, porque me parece que va de la mano con la actuación. Eso cambió un poco el rumbo de mi vida, así que “Días de Santiago” tuvo mucha influencia en algunas decisiones que tomé.

¿Qué personaje crees que ha sido el mayor reto de tu carrera?

Todos siempre son un reto, pero creo que todavía no ha llegado uno que me haya resultado complicado. Algún día llegará.

¿Con qué actor o actriz te gustaría trabajar?

De las actrices nacionales jóvenes, me encantaría trabajar con Gianella Neyra. Me parece linda, súper fresca, súper talentosa, carismática, la gente la quiere y, por lo que he escuchado, se nota que es buena compañera de trabajo. De afuera tengo varios actores que me encantan. Creo que me encantaría trabajar con los chicos de “The Big Bang Theory” y espero poder hacer algo parecido algún día: una sitcom.

¿Qué personaje te gustaría interpretar?

Me gusta mucho hacer comedia, pero algún día me gustaría hacer de la mala, esa que engaña a la gente y todos piensan que es buena pero es una rata. Y sobre todo que tenga plata para hacer maldades.

Y ahora que te encuentras en vacaciones forzadas, ¿cuáles son tus pasatiempos?

Ahora me la paso viendo tele o en el celular todo el día. Me he vuelto una iPhonemaniática. Me gusta mucho la playa y escuchar música. Salgo a correr todos los días, estoy tratando de hacer un poco de deporte en mi tiempo libre. Eso no me agrada mucho, pero cuando trabajas en televisión hay que hacerlo. Son cosas que te apartan un poco de los problemas que puedas tener.

¿Cuáles son tus futuros proyectos?

Me gustaría estudiar en Londres o Nueva York, está en mis planes. Espero tener más proyectos este año para enriquecer mi carrera. Como te contaba, hay algo de cine a mediados de año y también algo de comedia, con un elenco lindo y muy divertido. Por ahora todo tranquilo, pero lo ideal sería hacer un curso de algo en el extranjero.

¿Cómo ves la actuación como carrera en el Perú?

Está mejorando, pero a veces es complicado. Como en Perú la industria no es muy grande, es un poco más común quedarte un tiempo esperando por algo o competir mucho por lo poco que hay. El teatro ha crecido un montón, hay obras maravillosas y actores super buenos. Las novelas y series también están en desarrollo.

Sin embargo, en general no tenemos una industria tan grande como las de otros países: Colombia, México o Argentina. Recién estamos empezando a intercambiar actores con otros países. Por ejemplo, Marco Zunino está ahora en Broadway y se nos cae la baba a todos de felicidad. Estoy súper contenta por él porque se lo merece y es un ejemplo de que tenemos buenos actores que pueden hacer grandes cosas.

¿Qué consejo puedes darles a nuestras lectoras que quieren dedicarse a la actuación?

Principalmente, que busquen un lugar donde puedan aprender, un taller donde puedan expresarse y tener a alguien que las guíe si eso es realmente lo que quieren. Incluso, muchas clases de teatro sirven para desinhibir y relajar a las personas. Esto ayuda a sacar un mejor lado de una misma, una personalidad que quizás no sabías que tenías.

Otra cosa es que si tienes talento, púlelo. Hay gente que piensa que ser actor es pararse y leer un par de líneas, pero están muy equivocados. El actor tiene todo un proceso detrás y no es nada fácil. Entonces siempre recomiendo que estudien. No tienes que estudiar una carrera de cinco años, puedes estudiar en talleres. Eso es lo que yo hice. Nunca pierdas las esperanzas, ya que puedes tener un talento que no conocías.

Imágenes: Foros Perú, Dedo Medio, Peru Tops, El Comercio.

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Jose Alfredo Chirinos

Soy comunicador, me gusta descubrir música y Oasis es lo mejor que le ha pasado a la humanidad.

2 Comentarios Dejar un comentario ›

Escribe un comentario