Rosa Paredes: “La vida es para aprender y enseñar a los demás”

A veces la vida nos lleva a caminos inesperados, pero estos terminan siendo los correctos. Precisamente eso le pasó a Rosa Paredes, laboratorista de profesión, cristiana de corazón y madre amorosa. ¿Quién diría que se convertiría en la propietaria de uno de los restaurantes más exitosos del Perú? Rosa Paredes hoy es la orgullosa cabeza de Kamcha.

El amor y la naturaleza consentidora de Rosa fueron los que la iniciaron en esta travesía. Siempre le gustó cocinar para su familia, pero por sugerencia de su esposo, decidió llevar unas clases que la ayudaran a pulir ese talento innato.

Eres laboratorista de profesión, ¿Cómo fuiste a parar al mundo de la cocina?

Después de trabajar doce años como laboratorista clínica, estudié cocina y me dediqué a hacer catering y delivery para algunos clientes; entonces mi casa se volvió una suerte de taller. Luego mi esposo me propuso crear el restaurante y toda la familia se sumó a la idea.

Sabemos que tus platos no son convencionales, explícanos un poquito más acerca de ellos.

Mi cocina consiste en preparar los platos tradicionales de la cocina peruana en base a los mejores insumos del país, utilizando técnicas modernas que puedo aplicar gracias a mis conocimientos como laboratorista. La química nos ayuda a entender las combinaciones de insumos, las temperaturas y los procesos por los cuales deben pasar.

Para pasar de los laboratorios a la cocina, ¿qué tuviste que sacrificar?

Al principio pensé que sacrificaba mis conocimientos de salud y que iba a dejar a un lado todo lo aprendido en la Universidad Cayetano; sin embargo, eso me ha servido como un plus, ya que he fusionado lo que aprendí en la facultad con lo que aprendí en la cocina, y el resultado es la cocina innovadora de “Kamcha”

Dejando la modestia a un lado, ¿Qué hace a Kamcha diferente a otros restaurantes?

Kamcha, más que un restaurante, es un lugar donde vives una experiencia. No solo la comida nos permite recordar con cariño aquellos sabores que nos acompañaron durante toda nuestra vida, la infancia; sino que también la decoración fue pensada para conmemorar todos los espacios que nos acompañaron en nuestras experiencias gastronómicas, como el mercado, los emolienteros, la preparación del pisco, los viajes y huariques de nuestro país. En Kamcha hemos trabajado en reunir los mejores insumos de todo el país, que guardo con técnicas adecuadas para que conserven su sabor original y frescura.

¿Qué significa el nombre?

Kamcha significa “maíz tostado” en quechua y le pusimos ese nombre porque la kamcha está en la mesa de todos los peruanos y acompaña todas las comidas.

Tu ají de gallina fue premiado como el mejor en Mistura en el 2011. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

El ‘Ají de gallina’ está hecho a base de gallina de chacra, inspirado sobre todo en las de la selva, que es la más sabrosa del Perú. Las aceitunas han sido deshidratas para realzar su sabor y todo está preparado a vapor, lo cual permite obtener un sabor único. Además, se sirve en una presentación única, con papas medio doradas en recipientes para crema, que conservan el calor de la misma. Probarlo es una grata experiencia.

Cuéntanos, ¿Cuál es el plato favorito de Rosa Paredes?

Tendría que decir todos, pero si hay que escoger, de la nueva carta, me quedo con el ‘Seco de canilla de cordero’, que tiene la mejor textura y una muy buena mezcla de sabores.

¿Cómo reaccionas a las críticas que pueden hacerle a Kamcha?

Toda crítica es bien recibida y se toma como un aprendizaje para mejorar la calidad de los platos y el servicio.

Tu restaurante ha logrado ganar reconocimientos importantes en el campo de la gastronomía. Además de ser el favorito de muchos. ¿Cuál es el siguiente paso para Kamcha?

El camino es aún largo, pero estamos trabajando para poder abrir un segundo local y más adelante poder pensar en una franquicia. Nos preocupamos mucho por hacer de Kamcha una empresa con buenas prácticas de gestión, en su cocina y en todos los procesos que necesita tener una empresa.

Cuéntanos un poquito más de tu familia. Tus hijos, tu esposo… ¿Dónde están ahora?

Soy madre de tres hijos, una mujer y dos hombres, los tres son profesionales y han aportado a Kamcha desde su campo de acción. Mi esposo es ingeniero y a pesar de no vivir en Lima todo el tiempo cuida de cerca el desarrollo del negocio.

¿Qué papel tuvo tu familia en la carrera por alcanzar el objetivo del restaurant Kamcha?

Todos aportaron sus conocimientos. Mi hija Carolina se encargó de crear el concepto de mercado y trabaja en el marketing. Carlos, mi hijo mayor, es quien ve las finanzas del negocio, y Arturo, el menor de los tres, diseñó el sistema de procesos. Mi esposo hizo el modelo de negocio y yo me encargo de la cocina por supuesto.

En la actualidad, ¿Manejas el negocio sola? ¿Quién te ayuda?

A pesar de la distancia, todos se mantienen activos en el negocio y trabajan conmigo a la par. Yo soy al cien por ciento y ellos, asesorándome y tomando decisiones como un equipo.

Cuando iniciaste este proyecto, ¿pensaste en que llegarías a donde estás ahora?

Siempre tuvimos la idea de que esto sea un piloto, siempre quisimos verlo crecer y seguimos trabajando para que cada vez sea más grande.

Rosa como mujer

¿Cómo es un día típico en la vida de Rosa Paredes?

Soy cristiana, por eso comienzo todos los días ofreciendo mi día al Señor, porque Él es mi fortaleza y mi guía personal. Luego paso toda la mañana en Kamcha, revisando que en el almacén estén todos los productos necesarios y que en la cocina no falte nada. Además, antes de abrir el restaurante, mis empleados reciben una capacitación.

Cuando llegan los clientes, trato de atenderlos y pasar un tiempo con cada uno, recomendando platos, mostrando el restaurante o contándoles acerca de esta maravillosa experiencia emprendedora. Después de atender a los clientes en los dos turnos de Kamcha, le ofrezco a Dios una oración de agradecimiento.

Son los fines de semana donde hago un espacio para mi familia y, sobre todo, para estar con mi esposo.

Eres la cara de tu negocio, ¿Tienes algún secretito de belleza para cuidar tu look?

Uso cremas para el rostro, voy una vez a la semana a la peluquería y trato de cuidarme un poco, hasta el punto en que mi cocina me lo permite. Tener un restaurante es sacrificado, por el tiempo que demanda. Pero, como mujer, es necesario prepararnos para todos los roles que vivimos: soy esposa, madre, amiga y empresaria. Y todo eso me gusta.

Como mujer, ¿Qué tan complicado fue abrirte paso en este mercado laboral tan reñido y exigente?

Cada día es una lucha constante por ser mejor. Yo busco ser mejor ofreciendo los mejores productos a mis clientes, y cuando uno ofrece lo mejor, el éxito viene por añadidura.

Además de cocinar, ¿Qué otras cosas disfrutas en la vida? ¿Tienes algún hobbie en especial?

Dirigo un grupo cristiano “célula”, y dedico una mañana a la semana a eso, donde medito y comparto con mis amigas; pero si hablamos de deportes más me gusta la natación.Y por supuesto viajar para visitar a mi esposo y a dos de mis hijos que viven fuera del país.

Siendo mujer, ¿Es más difícil alcanzar el sueño del negocio propio?

En ambos casos es igual de complicado, en mi caso tuve el apoyo de mi familia y por eso creo que cada vez el negocio se consolida mejor.

Sabemos que has logrado mucho en la vida, pero ¿De qué te enorgulleces más?

De mi familia y de todo lo que he aprendido. El conocimiento de la casa y del laboratorio ha servido para sentirme realizada ahora que me encuentro frente a Kamcha.

¿Cuál es el mejor consejo que les puedes dar a todas esas mujeres que, como tú, quieren iniciar un negocio propio?

Que crean en lo que hacen y lo hagan con mucha fe. Que se dediquen a ello, pues cada día se aprende, uno no lo sabe todo.

Te invito a dejarle un mensaje a las lectoras de Mujer Activa.

El rol que tiene la mujer actualmente es más difícil porque tienes que ser buena profesional, buena madre, buena esposa, buena ama de casa, y para lograrlo hay que trabajar duro, por ello deben hacer todo con mucho amor y si se equivocan, deben tomarlo como un aprendizaje. La vida es para aprender y enseñar a los demás.

Imágenes: Malena Rivera para Mujeractiva.com

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de Dios, los Beatles y los makis.

Escribe un comentario