Nicole Pillman: “Yo siento el cariño y el respeto del público”

Hacerse un nombre en el mundo artístico local no es nada fácil. Quienes lo logran, saben que todo es resultado de talento, trabajo y dedicación. Nicole Pillman es una clara muestra de ello. En esta entrevista, conoceremos un poco más de su trabajo, sus luchas y sus logros.

¿Siempre quisiste ser cantante?

Siempre me gustó cantar, de niña imitaba a los artistas en televisión; como todo niño. Pero mis papás escucharon que mi voz sí era melodiosa; y que tenía una actitud artística. Desde los 7 años estuve en talleres de canto, de guitarra, de órgano… Y como a los 12 años yo ya quería dedicarme profesionalmente a esto.

Y la vena artística es de familia…

Sí, todo viene de parte de mi mamá. Mi abuelita, mis tías, mis primos, a todos les gusta mucho la música. Son aficionadas pero les gusta mucho. Mi hermana Brenda, de 18 años, también canta excelente. A mi hermana menor de 14 años también le encanta cantar y toca el piano.

Y de hecho se divierten juntas, cantando, aprendiendo…

Nos vacilamos cantando, sacando temas; por ahí les doy algún consejo pero trato de que encuentren su propio estilo. Nunca les impongo un estilo; como a ellas les guste hacerlo, está perfecto. Además, cada una estudia en diferentes talleres.

¿Siempre has participado en concursos de canto? ¡Yo te recuerdo de Desafío y Fama, y ahí eras mi favorita!

Desde niña he participado en varios concursos. Mi motivación era darme a conocer ante el público, porque mi ilusión era grabar un disco, pero yo no contaba con los recursos. Entonces, mi idea era que un productor me vea y se interese en mi talento. Nunca pasó eso (risas) pero pasó que de tanto tentar, llegué a Latin American Idol, y el público me conoció ahí. Un tiempo después, hice mi propio disco, con mis propios discos; porque la fama me permitió cobrar más en mis shows, hacer contratos con marcas, y con eso grabé mi disco, mis videoclips y todo.

¿Cómo fue tu experiencia en Latin American idol?

Fue una gran experiencia, definitivamente fue el trampolín a mi carrera como solista. Sin el programa, no hubiera podido hacerlo.

Hace un tiempo, El Comercio preguntó a sus lectores qué cantante salido de los realities de canto les parecía el más exitoso, y te eligieron a ti. ¿Qué crees que has hecho diferente para que la gente reconozca tu carrera y tu éxito?

Luego del concurso, he seguido trabajando. No me he detenido a esperar a que alguien venga y apueste por mí. Uno debe creer en su trabajo; yo empecé a trabajar en mis canciones, porque un cantante debe tener canciones. A mí me apena mucho que hayan cantantes muy conocidos y que no tenga temas propios, porque se dedican más a vender su imagen en realities, actuando, haciendo mil cosas menos cantar. Lo primero quise era que, de repente el público no me reconociera, pero sí que conozca mi música.

Tus canciones cuentan historias de amor y, generalmente, son de desamor, de engaño…

Creo que la tristeza ayuda más en la inspiración; por eso que mis canciones más exitosas son de desamor. Varios de mis temas son míos; pero efectivamente, los temas que han sonado más como “Entre la Espada y la pared” y “No te recuerdo”, son temas de tristeza o de olvidar a quien te ha hecho daño. Hasta ahora no he sacado un tema que hable de amor, solo “Tu otra mitad”, que en realidad no lo hice yo (risas). Pero ya habrá un tema con el que los enamorados puedan identificarse.

Tú misma te encargas de tus asuntos de prensa; entre eso y tus shows, y tus responsabilidades personales ¿cómo te relajas?

Ahora estoy yendo mucho a la playa, aprovechando ahora, porque ya pronto vamos a empezar el lanzamiento de la balada “Quizás mañana”, que es el tema principal de la película “Quizás mañana”; la otra semana empezamos con el videoclip y las presentaciones. Justo tengo un concierto el 25 de enero en la Estación de Barranco, y en febrero voy a abrir los shows de Ha Ash, luego viene el 14 de febrero que estoy en muchos lugares, y por último, el 15 vuelvo a la Estación.

Has hecho canciones para películas, grabas tus discos, te presentas en programas de televisión, ¿qué disfrutas más de todo esto?

Disfruto mucho cantar y que la gente me dé esa energía; se me pasa la hora volando en el escenario, en cualquier tipo de presentación, míos o de invitada, como ahora que estaré con las chicas de Ha-Ash, por ejemplo. Todo lo demás es un trabajo, incluso a veces me estreso por el video o por mi imagen; pero lo que más me gusta es el show en vivo.

Y ahora que tocas el tema de la imagen, ¿cómo te cuidas?

De hace un buen tiempo corro en las mañanas; también estoy tratando de hacer abdominales, aunque soy bien floja para eso. También estoy aprendiendo a nadar. Veremos si la natación tiene sus resultados en mi físico (risas).

¿Cómo defines tu estilo al vestir?

Me gusta ser sencilla, soy romántica. Me gusta mucho los encajes y el rosa. Ahora estoy con la moda neón, porque fui a comprar ropa y vi todo neón, así que supuse que estaba de moda (risas). Me esfuerzo para mostrarme más coqueta; para mis shows sí tengo una asesora de imagen, que me hace usar cosas más audaces y coquetas. De hecho siempre llegamos a un acuerdo, porque hay que estar cómoda siempre.

Antes de que te “golpee” la fama, estabas en la Universidad San Marcos

Soy sanmarquina, estudié Contabilidad y ejerzo en mi propia empresa, me represento jurídicamente.

¿Qué papel juegan tu familia y tus amigos?

Mi familia es mi motor, todo lo hago pensando en ellos. Ellos siempre me apoyan desde que era niña; siempre creyeron en mí. Mis hermanas igual, Brenda me hace los coros. Mis amigos también compran entradas para ir a mi show, y también les doy las gracias por apoyarme.

Tienes la suerte de ser una cantante joven y reconocida en Perú. ¿Sientes que tu ascenso ha sido muy rápido?

Al contrario; siento que ha sido muy lento (risas). Yo soy muy ansiosa, pero sí estoy satisfecha con las cosas que he logrado hasta ahora. De hecho todavía falta mucho más.

Debe haber sido muy emocionante para ti escuchar tu canción en la radio por primera vez, o ver tus videos en canales internacionales…

Escuchar mi canción en la radio por primera vez, fue algo muy bonito. Me dijeron que mi canción salía entre las 8 y las 9 de la mañana, así que todos en mi casa nos levantamos muy temprano y sintonizamos Ritmo Romántica, y gritamos y saltamos de la emoción. También me emocioné mucho cuando vi mis videos en MTV y en HTV, que así nomás no transmiten video de artistas nacionales.

¿Sientes que tu vida ha cambiado en el sentido de que tu rutina personal ha cambiado?

Lo que ha cambiado es que mi vida  ya no es una rutina; siempre tengo algo nuevo que hacer. Cuando estaba en la universidad, trabajaba los fines de semana cantando con orquestas, y también realizaba mis prácticas preprofesionales. Entonces era ir todos los días en la mañana a la universidad, almorzar, ir a trabajar. ¡Era un infierno! Ahora, mi única rutina es correr en las mañanas. Y si tengo algún show, me encanta, no me preocupo por no salir; tengo buenos amigos que entienden eso.

Sabemos que, para algunos artistas, su relación con los medios es complicada. ¿Cómo es tu relación con los medios?

Trato de aparecer frecuentemente en los medios, tanto en radio como en televisión. La gente se olvida rápido, y como no soy una persona escandalosa que aparece en titulares, trato de salir en medios de otra forma.

¿La fama tiene sus desventajas?

Hasta ahora no le encuentro ninguna, porque no he sufrido ninguna invasión en mi vida privada. Tampoco he conocido gente mala en este mundo. De hecho si mi fama crece, pueden haber cosas que no van a gustarme, pero ahora todo está bien.

¿A qué personajes del medio te alegra haber conocido?

A productores, músicos importantes y gente sobre todo del tema técnico. Ellos me han ayudado a crecer, me han enseñado mucho con sus consejos. Y también conocí a Mayra Couto, es una linda chica; no nos juntamos mucho porque tenemos agendas diferentes. Incluso me apoyó en el video de No te recuerdo. De eso se trata, de apoyarse ente los artistas, y si ella me necesita también le ayudaré.

¿Nunca te has llevado algún inconveniente en el medio musical?

No, ningún inconveniente; pero siempre digo que me molesta que le brinden mucho espacio televisivo que no tenga nada que ofrecer al público. Se dicen artistas, pero no cantan, no bailan, no actúan, y solo exponen su vida o hacen ridiculeces. Esas cosas siempre me van a incomodar porque le dan una mala imagen al artista. La gente nos califica a todos por igual, y creen que todos debemos hacer las mismas cosas que hacen ellos. Y eso pasa también en los programas de televisión; felizmente en este poco tiempo me he hecho de una imagen que los programas respetan y saben qué estoy dispuesta a hacer y qué no.

¿Qué se necesita para tener éxito en el mundo artístico?

Se necesita talento, pero mucha constancia y trabajo también. Más allá de si eres bueno o malo, hay gente que no canta muy bien pero son buenos artistas. Es un conjunto de todo.

Tal vez mucha gente no lo sabe, pero tu trabajo viene desde que eras niña. ¿Qué tan difícil ha sido para ti hacerte un nombre en el mundo artístico?

No tan difícil, porque he tenido mucha suerte. Además, mi trabajo viene desde que era niña. He aparecido en muchos programas, y la gente me ha visto prácticamente toda la vida. Entonces, alguna persona debe recordarme. Cuando aparecí en Latin American Idol, esa gente me apoyó con sus votos. Luego del concurso se vio eso, porque luego del programa trabajé y la gente pedía mis canciones en la radio e iban a mis conciertos. La gente paga su entrada, lo disfruta, y se van contentos.

¿Qué géneros disfrutas más?

Me encantan las baladas; yo puedo hacer un show completísimo de baladas. Aunque ahora ando de fanática de Bruno Mars; esperemos que pueda hacer algo de él en alguno de mis shows que se vienen.

Hasta ahora, ¿cuál ha sido la experiencia mas enriquecedora en tu carrera?

Grabar el disco, definitivamente. Yo siempre soñé con grabar un disco, pero no tenía idea de cómo se hacía. De hecho aprendí mucho trabajando con profesionales super talentosos.

¿Qué consejos le darías a los chicos que están participando de estos concursos de talentos? ¿Es complicado?

Es complicado mantener los pies en la tierra. He conocido a chicos que participan en estos programas y creen que ya tienen todo ganado. Si cantas bien, la gente recuerda, y si cantas mal, se olvidan de ti. Deben entender que luego del concurso deben aprovechar la imagen para hacer algo propio.

¿Cuando sales a las calles, sientes el cariño del público?

Ahora más que antes. Antes salía con el cabello amarrado y mis lentes y nadie me decía nada. Creo que se les ha quedado el jingle que grabé para América Televisión por Navidad, porque salía cada dos minutos, creo (risas). Siento el cariño y el respeto del público. Tú ves en la calle a un figuretti de Chollywood y le dices cualquier cosa menos un elogio. En cambio, yo siento el cariño y también mucho respeto.

¿Cuál es el próximo paso en tu carrera?

Espero que la película, junto con la canción, tenga repercusión internacional. Probablemente para marzo tengo planeado viajar a Centroamérica a hacer promoción de mi música.

¿Qué mensaje le dejas a las chicas jóvenes que quieren cantar, que buscan una oportunidad en este complicado mundo musical local?

Si quieren dedicarse realmente a la música, deben estudiar canto. Empiecen a buscar trabajos, en una orquesta o donde sea, porque en el escenario van a aprender las lecciones más valiosas: perder el miedo al público, afrontar los problemas técnicos y todo. Hay que ponerle ganas y tener paciencia también.

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Fiorella Ramos

Comunicadora Social, sanmarquina, pseudocantante, beatlemaníaca. Fan de la música, los Beatles y los makis.

Escribe un comentario