Mary Carmen Sjoo: “He aprendido que tengo que vivir mi presente. Uno propone y Dios dispone”

Muchos dicen que el fútbol no es para mujeres, pero no podrían estar más equivocados. Mary Carmen y su estampita de “San Markarian” son el ejemplo de que esta es solo una errónea generalización.

Conversé con Mary Carmen Sjoo, conductora del programa “TV Perú Deportes” junto con Coki Gonzales, y me contó sus experiencias desde trabajar con el mismo Don Francisco hasta llegar al mundo de los deportes. ¡Conócela un poco más!

Hoy en día estás como prensentadora de TV Perú deportes. Como mujer, ¿cómo es trabajar en ese mundo?

Me parece que poco a poco se va explotando más ese ambiente. Veo en CMD que hay chicas conduciendo el bloque deportivo y he notado que se están tomando muchas cositas de lo que hacen las argentinas, porque ellas son bravas en cuanto a deporte. También me puse a investigar cómo es en otros países y me he dado con que en México, España, Argentina y Paraguay ya hay mujeres que se van metiendo más.

Sí, es un mundo de hombres, porque muchas veces cuando una habla de deportes con un hombre es como “tú qué sabes de eso”, así que muchas veces pensé que me estaba metiendo en la boca del lobo, pero poco a poco estoy encajando. Además, no puedo negar que mis compañeros me ayudan bastante. Al principio hacía preguntas como “¿para qué equipo juega Fulanito?” y me respondían “para la U” o “para Alianza”, y poco a poco fui aprendiendo. El Internet también me ayudó bastante: pones un nombre y te sale vida y milagros del jugador.

Ya tienes buen tiempo en ese espacio

He cumplido un mes y la gente parece que está reaccionando bien. Me parece que es una buena alternativa por las noches, porque a las 9 de la noche siempre ha habido entretenimiento y novelas, y ahora con esto la gente nos manda siempre buenos comentarios. Y encima con esto de las Clasificatorias al Mundial es inevitable. Le hemos dedicado mucho esfuerzo porque la gente está muy interesada en la selección, en parte gracias al tercer puesto de la Copa América.

Durante tu tiempo en Univisión te dedicaste más a los espectáculos. ¿Qué tal fue esta experiencia?

En Univisión siempre he estado relacionada a todo lo que es entretenimiento. Empecé como practicante en un programa que se llamaba “Despierta América” y hacía de todo lo que puede hacer un practicante: desde hacer canchita hasta atender a algunos invitados. En un canal de televisión todo es un trabajo en equipo, entonces todo tiene que funcionar: desde la chica que contesta el teléfono hasta la persona que sale en cámaras.

Este era un programa matutino, tipo “Hola a todos” u “Hombres trabajando para ellas”, y ahí se me presentó la oportunidad de que una amiga, que trabajaba en “Sábado Gigante” como asistente de dirección, se iba del programa. Entonces me pareció increíble la idea de trabajar con Don Francisco, toda una institución del entretenimiento. Entonces lo acepté y así empecé, siempre relacionada con el entretenimiento.

Estuve en “Sábado Gigante”, siempre detrás de cámaras como mano derecha del director, y se aprende mucho en las reuniones de producción. Siempre estaban el director y Don Francisco, y yo tenía que estar ahí al tanto de lo que el director necesitaba. Yo en mi vida me iba a imaginar que iba a estar sentada en una mesa con Don Francisco y Ricky Martin, por ejemplo.

Un tiempo después Don Francisco presenta un programa de entrevistas y me dedicaba a lo mismo. Aprendí muchísimo durante ese periodo. Ya con el tiempo, yo quería trabajar como reportera, entonces me metieron a conducir el bloque del tráfico en las noticias de Miami. Yo no sabía manejar pero me metía a Internet y buscaba por qué vías podía ir la gente. Ahí creo que empezó todo, porque tuve la oportunidad de trabajar como reportera en “El gordo y la faca” y después tuve un bloque pequeñito que se llamaba “Lo chido, cool y chévere”. Ahí hice todo tipo de reportajes: a personas que trabajan en zoológicos con lagartos, a un spa lujoso para perros, entrevistas a gente del espectáculo como Benicio del Toro, Laura Pausini, etc.

¿Y cuál fue la celebridad más interesante que conociste?

Definitivamente Will Smith. Es un tipazo. Le encanta hablar español, no sé cómo lo hace, pero yo lo iba ayudando poco a poco. Es súper humilde y sencillo. Luis Fonsi también es un chico muy sencillo y buena onda. Los que eran muy divertidos eran los chicos de Aventura. Eran los Grammy o los premios Lo Nuestro y siempre tenían una broma para todo. Se reían de todo y bromeaban del pavo que hacía la mamá de Anthony. Recuerdo que Romeo tenía un polo de un monito y decía que se parecía a él cuando era chiquito.

Gracias a esas experiencias me di cuenta de que los sueños están hechos para hacerse realidad. Un sueño puede parecer muy lejano, pero si uno quiere, lo puede lograr. Yo soy prueba viviente de que se hacen realidad. Si alguien me pregunta en este momento si mi sueño se hizo realidad le puedo decir que sí, porque siempre lo tuve en mente.

Veo que Don Francisco fue una gran influencia para ti, ¿cómo fue trabajar con él?

Es todo un caballero. La producción de su programa es grandísima, cuenta con más de 40 personas, y él está al tanto de cada detalle. Así seas el asistente o el director, él te dice “la otra vez hiciste lo otro y me gustó”. Está pendiente de todo. Tú crees que no te está viendo, pero es un hombre de 40 años en el medio y está detrás de todo el mundo. Además, para ser la gran persona que es, es muy tímido y callado. Cuando subía al escenario era una transformación total.

Trabajar en vivo debe ser todo un reto

Es increíble, la adrenalina corre a mil por hora. En todo programa en vivo debes hacerlo bien, pero si comentes un error tienes que seguir adelante nomás. Improvisa pero no hay marcha para atrás. Yo he cometido cada error. Por ejemplo, en Miami se habla mucho el spanglish y acá se me escapa de vez en cuando alguna palabra en inglés. Pero creo que todo es cuestión de práctica.

Viviste mucho tiempo en Miami. ¿Cómo así decidiste regresar a Perú?

Todo el tiempo que he estado afuera, si bien he tenido la bendición de haber viajado mucho, Perú siempre estuvo en mis planes. Cada vez que podía me escapaba y venía, y cuando llegaba veía a mi gente, lo espontáneos y criollos que son, el calor de la gente. Cuando me iba al aeropuerto siempre lloraba, era como si alguien me arrancara algo mío.

Pasaron casi 20 años y decidí que era el momento de regresar. Yo estaba en el mejor momento de mi carrera y fue una decisión muy difícil. Primero me tuve que mentalizar de que tenía que venir. Yo soy muy peruana pero tuve muchos choques culturales por el hecho de haber vivido tanto tiempo afuera, como con el tráfico.

Extrañaba mucho a mi país, y en el extranjero muchas veces es una vida solitaria. Puedes tener muchos amigos y todo pero la familia y tu gente siempre estarán en Perú. Afuera es tu trabajo, uno vive para trabajar.

¿Cómo fue regresar a hacer tu vida en Perú?

Ya voy dos años acá. El primer año empecé en el canal 7 pero tuve que dejarlo al cuarto mes y descansar porque casi pierdo a mi bebé dos veces. Entonces era reposo o reposo. Estuve en mi cama por mucho tiempo. Ahora ya estoy tranquila con mi bebé, tengo una señora que me ayuda y el papá de mi bebé también me apoya bastante. Además tengo bastantes familiares con los que puedo contar.

¿Cómo equilibras tu vida familiar con tu trabajo?

Organización, full organización. Yo creo que todo es en base a eso, respetar las horas. Si tengo una entrevista a las 10, me tengo que levantar a tal hora, dejar listo todo lo de mi bebé, ir al banco, etc. Obviamente me gustaría quedarme más tiempo con mi pequeño y quizás en algún momento voy a tener que hacer una pausa cuando mi niño me necesite más. Por el momento es manejable.

De toda tu etapa en Univisión, ¿cuál dirías que es el mejor recuerdo?

El haber trabajado con Don Francisco, definitivamente. Cada vez que hacíamos alguna pausa de una reunión, siempre tenía una anécdota que contar. Tiene una memoria increíble. Gracias a él aprendí a ser un mejor ser humano. Todas esas entrevistas me enseñaron que los más grandes son los más humildes, como Armando Manzanero, Ricardo Montaner, Emanuel, Chayanne, etc. Es gente que ha llegado lejos y se mantienen sencillos. Aquí en Perú, me quito el sombrero frente a Carlos Álvarez. Cada vez que entra a un estudio saluda a todos.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

He aprendido que tengo que vivir mi presente, que uno propone y Dios dispone. Hace tiempo yo planeaba mi vida en Estados Unidos y ahora me ves aquí formando mi familia. Lo principal es seguir haciendo carrera. Me gusta mucho lo que está pasando con el bloque de deportes. Es una fase totalmente nueva para mi y es muy interesante porque te cambia todo el vocabulario. Me ves con mi Depor y Líbero debajo del brazo, pero el entretenimiento siempre va a estar ahí. Me gusta estar al tanto de todo lo que pasa, siempre estoy leyendo revistas y periódicos de todo tipo.

Si tuvieras que darles un consejo a las lectoras de Mujer Activa, ¿cuál sería?

Yo creo que las mujeres modernas están para hacer grandes cosas. Deben sentirse orgullosas de lo que somos y nunca tirarse para atrás. Cuando nos dicen “no creo que se pueda”, siempre hay algo adentro que te dice “¿y quién te ha dicho que no lo puedes hacer?”. El éxito es cuestión de paciencia y dedicación.

Imágenes: TV Perú Deportes, TV Perú Deportes, TV Perú Deportes, Expreso,

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Jose Alfredo Chirinos

Soy comunicador, me gusta descubrir música y Oasis es lo mejor que le ha pasado a la humanidad.

Escribe un comentario