María Creuza: “Representar a mi país es una gran responsabilidad”

Conseguir éxito en la vida es un proceso largo que requiere de mucho esfuerzo y este es el caso de María Creuza, cantante brasilera, por más de cuarenta años de Bossa Nova.  Icono femenino de este género que ha llevado la música brasilera a toda América Latina y a Europa, Mujer Activa tuvo el honor de entrevistarla y saber un poco más de ella como persona y profesional.

Nacida para cantar

Desde pequeña mostró sus aptitudes para el canto, cuando era adolescente se presentaba en programas de radio. Tuvo la oportunidad de cantar en inglés y fue contratada por una compañía discográfica, también se desempeñó como conductora del programa Encontro con María Creuza (en la TV Itapoan, de Salvador de Bahía). En los 70′s fue invitada por el cantante y poeta Vinícius de Moraes para participar de una gira por Uruguay y Argentina. Además por esos años, grabó junto a Vinícius y Toquinho el albúm Vinícius en la Fusa con María CReuza y Toquinho, uno de los mejores discos grabados en vivo de la música brasileña.

Gran cantante de Bossa Nova

Gran cantante de Bossa Nova

Su melodiosa voz es venerada por todos los amantes del Bossa Nova, sus interpretaciones conmueven y desde los años 70′s hasta la actualidad, se ha convertido en una de las mejores cantantes de este estilo.

¿Qué significa el Bossa Nova para ti?

Bossa Nova siginifica un cambio de rumbo en mi carrera porque cuando yo empecé en Bahía, mi tierra, yo tenía otro tipo de repertorio, estaba pensando más en la música brasilera antigua y cuando escuché Bossa Nova que ya estaba bastante de moda y teniendo éxito en Río de Janeiro, entonces me llamó la atención, principalmente por Roberto (Menescal) que fue el primero que cantó e interpretó lo que quería Vinícius de Moraes y eso fue para mi, definitivo, cambió mi camino, porque no me hubiera imaginado que meses después, en el año 69, yo que me estaba presentado en un festival en Río, Vinícius, quien me vió por televisión, me iba a invitar a una gira para ser su interprete.

María junto a Vinícius de Moraes

María junto a Vinícius de Moraes

¿Es cierto que usted fue una de las primera mujeres intérpretes del género?

CUando el boom de la Bossa Nova empezó, yo todavía estaba estudiando en Bahía, empecé muy joven y eso significó mucho para mi. El hombre que empezó primero fue Don Roberto (Menescal), después vinieron otros grandes exponentes. También había muchas cantantes mujeres como Elizete Cardoso, yo llegué algún tiempo después, cuando ya estaba todo encaminado.

Si bien es cierto este género tuvo mucho éxito en Brasil ¿Cómo fue romper las barreras del idioma para llegar al resto de América Latina?

Fue fantástico, realmente no sentí ningún tipo de traba. Yo siempre digo que hay un idioma universal y es la música, la gente me recibió muy bien, con mucho apoyo, además yo tenía un padrino de lujo, que me estaba brindando todo su apoyo y me presentó de una manera muy especial y cariñosa para el público y no solo en Argentina, sino también en Uruguay y otros países en Europa. Fue una experiencia inolvidable, no solamente por tener la oportunidad de estar al lado de una persona tan importante sino también para definir lo que quería yo cantar, ese reportorio que hasta ese momento yo tenía mis dudas y a partir de ahí que yo decidí que esa era el camino que yo quería tomar. Cuando empece a sentir esa especie de conexión con el público, afiné mi oído y comencé a hablar castellano, porque yo me sentí en casa pues me sentí muy bien recibida y eso me dio la motivación para seguir en esta carrera.

Siempre agradecida con su público

Siempre agradecida con su público

¿Se siente mucha responsabilidad al representar a un país?

Claro que sí. Son muchos años ya en este mundo y yo siento que hay una nueva generación, a donde me encantaría llegar. Además siento que retrato la música de Brasil, porque hay un antes y un después de Vinícius de Moraes y de la Chica de Ipanema y eso me marcó porque era una gran responsabilidad pues el propio periodismo, se referían a mi como “La chica de Bahía” haciendo una analogía con la popular canción. SE me ha dado la oportunidad de viajar por tantos lados, definitivamente es una gran responsabilidad, uno se siente como una especia de embajadora

¿Qué piensa usted de las nuevas fusiones como el chill out, entre otras?

Yo creo que todo es valido, toda manifestación artística es buena. Yo no tengo ningún tipo de problema con escuchar tendencias, otros ritmos o fusiones., eso para mi es crecer, enriquecer. Brasil, por ejemplo es un país enorme, con influencia de todos lados, música distinta en todos los lugares y sin embargo tiene la capacidad de juntar a los jóvenes que participan activamente. Hay un problema de inmediatismo, como hay tantas corrientes, rápidamente se pasa a otra, por eso los artistas, nos sentimos exigidos y con el compromiso de reinventarnos siempre.

¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que le ha traído ser cantante?

Mi mayor logro fue aparecer de la manera que aparecí porque sentí todo el apoyo y las críticas catalogaban como correcta la decisión de Vinícius cuando me escogió a mi. Recién llegada de Bahía y ser tan bien recibida fue lo mejor.

Para cerrar esta entrevista me gustaría dejarle un video de una de las canciones interpretadas por María Creuza, preferidas por el público:

Imágenes: Teatro Nescafé, Orfaos, Teatro Nescafé, Cd and Lp

Compartir



Escribe un comentario