Kelly Talamas: “Siempre debemos recordar que la moda es un placer… ¡hay que disfrutarla!”

Cuando leí acerca de ella, me llamó la atención que tuviera mi edad y ya tuviera un cargo tan importante en la más prestigiosa revista de modas del mundo. Me dio lástima no conocerla en su visita a Lima durante el primer Vogue en Vivo en el país, pero no me conformé… La busqué vía e-mail y logré hacerle varias preguntitas, a las que respondió súper rápido y feliz. ¡Con ustedes, Kelly Talamas, recientemente convertida en Directora de Vogue México y Latinoamérica!

¿Cómo es que una chica de 27 años está cumpliendo el sueño (incluyendo el mío) de muchas mujeres de esa edad y ha llegado a ser Editora de Moda en Vogue? ¿Qué camino seguiste?
La moda y la ropa me fascinaron desde pequeña. De niñas, mi hermana mayor y yo solíamos jugar a vestirnos con la ropa de mi madre. En la escuela secundaria pasaba tiempo en las clases imaginando las combinaciones que usaría durante el fin de semana. Ya en la universidad, coleccionaba revistas de moda y después de leerlas de principio a fin, cortaba mis páginas favoritas y las colgaba en las paredes de mi recámara, como inspiración. Afortunadamente, siempre tuve claro qué quería hacer al graduarme, así que desde el principio trabajé para conseguir esa meta. Colaboraba como becaria y escribía para publicaciones locales en las vacaciones de verano. Tengo que decir que el esfuerzo, la perseverancia y mucha dedicación me condujeron hasta donde me encuentro hoy.

¿De qué manera le imprimes tu sello personal a la revista?
Como editora, no puedes imponer tu criterio a las lectoras. Lo primordial es conocer bien a tu audiencia, luego necesitas tener ojo para seleccionar las tendencias más importantes y los temas más interesantes que crees serán relevantes. Lo que considero vital para reflejar en Vogue, es que la moda es universal y sí se puede conseguir un estilo adecuado aun si algunas marcas y diseñadores que aparecen en nuestras páginas no están al alcance de tu presupuesto. En mi vida diaria, me gusta mezclar piezas muy exclusivas con otras más accesibles, creadores locales e internacionales, porque, a fin de cuentas, de eso se trata saber vestirte. Como dijo una vez Yves Saint Laurent, “la moda pasa, es estilo es eterno”. Es una frase que sigo e intento aplicar a mi trabajo como editora de moda.

Kelly con un look de día, entre lo formal e informal

¿Cómo nace la idea de involucrarte en el maravilloso mundo de la moda? ¿Qué es lo que más te gusta de él?
De inicio la moda fue una afición. Coleccionar revistas y componer mis propios estilismos eran cosas que hacía, simplemente, porque las disfrutaba. También escogí estudiar Periodismo porque adoro escribir, y supe que lo ideal sería hacerlo para una revista de moda que me posibilitara unir mis dos pasiones. Creo que lo que me motivó es que ambas son formas de expresión bellas y creativas, que dejan ver nuestros pensamientos, emociones y opiniones

¿Cómo te inspira la moda en tu día a día?
Veo la moda como una forma de arte y expresión. En mi vida cotidiana, uso lo que visto para mostrar quién soy. Creo que puede decirse mucho sobre una persona por su estilo. Lo mismo si es una decisión consciente o no, cuando te vistes envías un mensaje de cómo es tu personalidad o cuál es tu estado de ánimo en un día particular.

Muchos piensan que lo fashion y lo moderno, y estar al tanto de esto, es para gente superficial… ¿qué opinas? ¿Te ha tocado lidiar con alguien que opine así en el transcurso de tu carrera?
Hay personas que tienen opiniones negativas sobre la moda y sobre quienes trabajamos en esta industria. Algunos están simplemente intimidados por este mundo, y no los culpo, porque puede ser amedrentador. Otros, sencillamente, no entienden o no les interesa comprender de qué se trata nuestro trabajo. Sin embargo, te guste o no, la moda es parte de la vida de todos, aunque sea de una manera muy elemental, y proporciona empleo para millones de profesionales en todo el mundo.
La realidad es que, como en todas partes, en la moda hay cosas buenas y malas. Sin embargo, no puede valorarse todo un universo por el criterio de un grupo. De hecho, algunas de las personalidades más cultas, educadas e inspiradoras que he conocido en mi vida, las he conocido gracias a esta industria. En Vogue tenemos una edición anual dedicada a obras filantrópicas, que acabamos de concluir, y les sorprendería saber cuántas personas (diseñadores, modelos, ejecutivos de marcas, etc.), están involucrados en causas benéficas. Aunque parezca un entorno frívolo, cualquiera que trabaje en la moda podrá confirmar que se trata de trabajar muy duro y de largas horas de entrega. Si fuera tan fácil y realmente frívola, cualquiera trabajaría en esta industria, pero la realidad confirma que pocos sobreviven en ella.

Kelly en su reciente visita a Lima, Perú

¿A dónde quieres llegar? ¿Cuál es tu meta profesionalmente?, ¿y como mujer?
Es difícil de responder eso. He aprendido a no hacer planes muy rigurosos porque mi propia vida es una prueba de que, a veces, lo que menos esperas se transforma en tu destino. Nunca soñé que trabajaría en Vogue como Editora de Moda a una edad tan temprana. Tampoco imaginé que vendría a vivir a México y aquí estoy.
En general, aspiro a tener un impacto positivo en las mujeres jóvenes, aunque sea de una manera muy modesta. Quiero que vean mi trabajo en Vogue como inspirador y aspiracional, no como algo superficial. También me encantaría seguir promoviendo la moda en Latinoamérica, no solo localmente, sino a nivel internacional. Nuestra región tiene mucho que ofrecer en términos de talento y es esencial que lo compartamos con el resto del mundo.

Estar al día en las últimas tendencias nos gusta a la mayoría de mujeres, pero la pregunta del millón es cómo acomodar estas tendencias a cada una de nosotras, porque no tenemos cuerpos iguales…
La moda y las tendencias existen como guía y expresión de los tiempos en que vivimos. Dicho esto, agrego que no significa que si se ponen de moda las blusas rasgadas, tengas que usarlas. Muchas tendencias van y vienen cada temporada, pero lo importante es que la mujer conozca su cuerpo y su figura, y qué silueta funciona para ella. Los skinny jeans pueden estar de moda, pero si no te van bien, no tienes que renunciar al corte recto. Saber vestirte de acuerdo con tu cuerpo es una habilidad, y lo mejor es que puede aprenderse. En Vogue cubrimos muchas tendencias en cada temporada y siempre incluimos secciones que indican cómo usar ciertas piezas, y consejos sobre qué vestir para cada ocasión. Saber escoger qué llevar, marca una gran diferencia.

Tus tres consejos básicos de moda son…
1. Si tienes dudas, recuerda que menos es más.
2. Sé honesta contigo misma. La moda, como cualquier arte, es personal. Así que no trates de ser alguien que no eres. Mientras más cómoda te sientas, mejor lucirás.
3. Vístelo todo con confianza y con una sonrisa. Esos son los mejores complementos.

Y para aquellas mujeres que creen que ir a la oficina no es sinónimo de lucir modernas, ¿qué les dirías?
Obviamente hay oficinas a las que puedes ir con un estilo más moderno y trendy que otras, pero un detalle marca una gran diferencia. De nuevo, todo está en seleccionar las prendas adecuadas: un traje de sastrería perfecto para ti, unos tacones que alarguen tus piernas o un collar que modernice un estilismo. Vestirse debe ser algo divertido no una labor obligada, aun si lo haces para ir a trabajar.

Kelly con el fondo de la revista estrella para la que trabaja como Editora de Moda: Vogue

¿Qué lleva Kelly Talamas, sin falta, en su cartera?
Mi Blackberry, mi iPod y brillo para los labios.

Sé que te gusta mucho el streetstyle, ¿hay alguna clave importante para llevarlo?
Lo que más me gusta del streetstyle es que no hay reglas. Es básicamente el estilo personal de la gente, cómo toman nota de las tendencias y las reinterpretan con su sello personal.

Cuéntame, ¿cuál es tu outfit perfecto de día?… ¿y el de noche?
Durante el día, unos shorts Levi’s vintage. Nunca me canso de usarlos. Cuando hace frío, los uso con medias y los mezclo con diferentes tops en dependencia de la ocasión.
Para la noche, adoro un minivestido. Tengo debilidad por el encaje. Hay algo romántico y femenino en ello. Pero como tengo un lado roquero, agrego una chaqueta de cuero para acentuar el contraste.

Ahora, hablemos de tus favoritos:
1. Diseñador favorito: Hay tantos, pero siempre me fascinan las propuestas de las casas Balmain y Lanvin.
2. Tienda favorita: Uhmm, siempre es difícil escoger solo una. En Miami, The Webster. En París, Manoush y Zadig & Voltaire. En Nueva York, hay muchas, pero amo las tiendas vintage en Brooklyn. En México, Celeste, Peonía y Punto I Coma.
3. Prenda favorita: En este momento, unos pantalones de cuero que acabo de comprar en Manoush, en París, y una chaqueta vintage de Peonía.
4. Fashion blogger favorito/a: Me fascina The Sartorialist y Tommy Ton de Jack & Jil, así como Garance Doré.
5. Make up favorito: Giorgio Armani
6. Accesorio favorito: Clutches y collares oversize.

Ahora que está tan de moda lo vintage, y que además te gusta muchísimo, ¿has visitado algún mercadillo de pulgas? ¿Dónde y qué compraste?
Sí, aquí en México hay uno muy conocido que se llama La Lagunilla. La última vez que fui compre una maletas vintage como decoración para mi departamento.

Me encantaría que le dejes un mensaje a las lectoras de Mujer Activa, mujeres que hacen de todo un poco en su día, que son modernas y que siempre buscan los mejores consejos de los grandes especialistas…
Mejor se lo dejo al gran Oscar Wilde. Él dijo: “Nunca estarás demasiado vestida ni serás demasiado educada”. Como reflexión adicional agrego que siempre debemos recordar que la moda es un placer… ¡hay que disfrutarla!

¡Muchísimas gracias por responder a la entrevista, Kelly! ¡Que sigan los éxitos!

Imagen: AsiaSur.

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Malena Rivera

Me encanta escribir. Soy periodista y editora de contenido de Mujer Activa. Me muero por Hello Kitty, la moda, las carteras, los perfumes y los zapatos, y soy feliz cuando me toman fotos.

2 Comentarios Dejar un comentario ›

Escribe un comentario