Francisca Roca: “La voluntad de querer salir adelante es el secreto del éxito”

El sueño de tres mujeres emprendedoras se hizo realidad este jueves 27 de octubre gracias al concurso realizado por la Financiera Crediscotia: el V Premio Mujer Microempresaria. Tuve la oportunidad de conversar con la ganadora del primer puesto de este concurso: Francisca Roca Pillaca, de Lima. Tiene una empresa de especerías y una planta procesadora de langostinos que maneja junto con su madre.

Francisca compartió conmigo sus inspiradoras experiencias que la llevaron a ganar este concurso. No te pierdas esta historia de superación y emprendimiento.

Cuéntanos un poco de tu negocio

Me dedico a manejar dos pequeñas empresas: una es de envasado de especerías, La Rocka, y la otra es una pequeña planta procesadora de langostinos en Tumbes. En la planta de Tumbes se procesa el langostino fresco, mi mamá me envía el producto y yo lo distribuyo acá, tanto al por mayor como al por menor. En cuando a la empresa de especerías, yo misma embolso los productos y los distribuyo. Incluso he sacado recetarios para acompañar a los casi 50 productos que envaso. Básicamente son envasados por madres de familia y amas de casa. Me esfuerzo en sacar distintas presentaciones, buscar exhibidores, etc. Lo importante es que mi producto se vea bien y tenga buen recibimiento.

¿Cuál es el valor agregado de tus productos?

Yo misma he hecho los recetarios que vienen con los productos. Me gusta experimentar y hacer combinaciones. Yo misma los preparo y les tomo fotos. Me salen riquísimos y son muy nutritivos.

¿Qué es lo más complicado de este negocio?

Estas empresas las manejo acompañada de mi madre, es como mi mano derecha. Tengo que estar yendo a todos lados, tengo que viajar a Tumbes para supervisar el procesamiento, tengo que visitar a las envasadoras acá en Lima, etc. Al mismo tiempo tengo que estar en mi puesto en el mercado minorista vendiendo mis productos y atendiendo a los clientes que me buscan. Es decir, tengo que dividirme en mil partes y estoy metida en todo: hago mis propios diseños, mis propios exhibidores, etc. En general, trato de manejar mis dos negocios, tanto con mi mamá como con las amas de casa.

¿Cómo así descubriste tu talento personal?

Mi motivación por los negocios surgió desde que era pequeña. Desde niña me metí a trabajar en mil cosas, ya que mis padres fueron comerciantes ambulantes, entonces siempre andaba con ellos. Incluso ya se dedicaban a las especerías, así que me iba a vender con ellos desde los 8 años. Entonces creo que esa experiencia de mil negocios se ha ido acumulando y, sin querer, me he metido en los dos negocios que mis papás llevaban.

¿Alguna vez te has sentido discriminada como mujer?

Si, eso es algo que he tratado de sobrellevar. Muchas veces he sido discriminada, insultada y ofendida, incluso he sido aislada de amigos y compañeros debido a una enfermedad que tengo. Vivíamos en la pobreza extrema y mi mamá era padre y madre para nosotros, así que trataba de no contarle mis problemas.

¿Y alguna vez pensaste en dejar el negocio y dedicarte a otra cosa?

No, ahí viene lo curioso: a los 14 años decidí trabajar y salir de mi casa. Me metí en mil cosas: vendía golosinas, mazamorra, desayuno, ropa, etc. Todo ha sido en carretilla o ambulante. Entonces, por todos los problemas familiares que tenía en el momento, no podía dejar de trabajar para salir adelante. Una vez que fui consciente de que quería crecer y veo a mi mamá en crisis, es ahí cuando decido formar mi empresa de langostinos. Me inspiré en su trabajo, ya que ella también se dedicaba a embolsar langostinos, así que simplemente lo que estoy haciendo es continuar con su creación.

Entonces, ¿cuál dirías que es el secreto de tu éxito?

Yo creo que es la perseverancia, esfuerzo, voluntad de querer salir adelante y de hacer de nuestra vida una vida extraordinaria. No mirar hacia atrás, siempre mirar hacia adelante. Definitivamente si miras hacia atrás te quieres derrumbar. Hasta el día de hoy trato de manejar eso. Superar lo que viví en la niñez para mi ha sido muy fuerte.

¿Cuál crees que es la lección de esta experiencia?

Lo que estoy viviendo ahora es muy bonito. Una se siente con más valor para seguir adelante porque sientes que lo que estás haciendo es algo bueno bueno, productivo y estoy un paso más adelante.

¿Y cómo te ves de acá a cinco años?

Ahora estoy llena de metas. Me trazo meta tras meta y tengo muchos sueños. Espero que crezca mi empresa y que esté bien constituida, con todo en regla. Y definitivamente apunto a la exportación. Primero quiero ganar mercado nacional, que es lo que estoy haciendo, para luego llegar más allá.

¿Qué harías si llegas a ganar el concurso?

Lo más importante para mi es registrar mis productos y patentarlos. Esa es mi primera meta para seguir avanzando en este negocio y dedicarme a la exportación.

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Jose Alfredo Chirinos

Soy comunicador, me gusta descubrir música y Oasis es lo mejor que le ha pasado a la humanidad.

Escribe un comentario