Carolina Cano: “Mi otra pasión está detrás de las cámaras”

Es una de las actrices más prometedoras de nuestro medio y, a sus 26 años, Carolina Cano ha sabido ponerle el alma a Jimena Benavides, su primer rol antagónico en la novela de ATV Ana Cristina. Supo encarnar a Viviana en la serie Esta Sociedad y también ha participado en las cintas Un día sin sexo y Mañana te cuento. Reciente participa de la puesta en escena La chica del Maxim como la inocente Clementine. Y es que la actuación la lleva en la sangre, al ser hija de los actores nacionales Carlos Cano y Patricia Frayssinet, y sobrina de la primera actriz Ivonne Frayssinet. Mujer Activa conversó con ella y descubrió otra de las pasiones que tiene además de la actuación y de sus proyectos personales. Acompáñanos para conocerlas.

¿En qué proyectos estuviste trabajando mientras estabas alejada de las pantallas?
Estudié Comunicación Audiovisual en la Tolouse, de ahí estuve metida en proyectos en una casa productora. Veíamos videos corporativos, publicidad, he hecho eventos, teatro (que he producido junto a Rocío Tovar) con el stand up comedy ‘Mi primera vez’, obra que fue dirigida por Rocío y por Margarita Morales. Bien divertido, realmente me encanta. De ahí pasé a una empresa de marketing digital.

Ana Cristina marca tu regreso a la tele, ¿cómo lo has tomado?
No esperaba estar tan contenta y tan cómoda porque no estaba muy segura de querer retomar la actuación, pero ahora si. Son tres años desde que participé en Esta Sociedad, y me dije que ya no quiero actuar más aunque sabía que en algún momento lo iba a hacer, pero ahora sí sé que es el momento preciso.

Este es tu primer Antagónico, ¿Ha sido difícil construirlo?
Al principio sí, de hecho. Estaba todavía adaptándome, un poco asustada e insegura al inicio, amoldándome al papel, pero ahora ya lo conozco bien y ahora me sale más fácil. Ahora a mi personaje lo llevo más por el lado del sarcasmo y ya no esta tan cargado de cólera, sino que ya ahora tiene en claro la venganza y está bien relajada, bien contenta de hacer las cosas malas.

La novela está teniendo buenos resultados, ¿cómo te tomas este éxito?
Felizmente, tiene mucho rating. En la calle todo el mundo sabe, todos comentan se toman fotos y todo en buena onda. Siempre nos recuerdan por nuestro último trabajo, en este caso por mi papel en Ana Cristina.

¿Qué otras cosas además de la actuación te apasionan?
Me encanta la producción,  el baile como arte (danza moderna). Solía bailar cuando era chica, me gusta mucho pero con el tiempo no lo hice más. Espero en algún momento retomarlo y hacer algunos cursos pero ya no a manera profesional, sino como hobby.

¿Cómo es que te decides a ingresar a la actuación?
Para mi siempre fue normal el actuar, desde pequeña siempre lo vi como algo natural. Solía acompañarlos a los set de grabación cuando tenían una o dos escenas y de ahí nos íbamos a comer un helado o a pasear. No porque me diera curiosidad ya que estaba acostumbrada eso desde muy chica. Yo me decido a actuar porque era lo más natural, era como el siguiente paso en mi vida. Además siempre estudié en talleres y las oportunidades estaban siempre allí.

En tu opinión, ¿qué es lo mejor que has heredado de tus papás?
Creo que el buen humor de los dos, porque ambos lo tienen. Además, el estar siempre relajados, no de extremos, ellos se toman las cosas con calma, la meditan. Por eso pensé mucho en volver a la actuación, analicé mucho la situación. Esta vez todo se dio de una forma muy particular, como que todo calzó perfecto y no tenía muchas dudas sino miedos de re ingresar a este mundo bohemio de la tele.

¿Por qué el miedo?
Por que no hay estabilidad, a veces hay trabajo y otras no.

¿Por eso te retiraste un tiempo de la televisión?
Si, y además porque tenía que desarrollar otra pasión (la producción) y si no lo hacía en ese momento, creo que no lo iba a descubrir nunca y me iba a encasillar en la actuación y ya más grande es más difícil. Sentí que era el momento perfecto para alejarme y desarrollar proyectos personales. Además porque quería poner una empresa, que ahora está en proyecto, poco a poco haciéndose realidad.

Ya tienes experiencia como actriz y como productora, ahora ¿qué nuevas metas tienes ahora?
Seguir actuando y desarrollar nuevos proyectos en producción conforme pueda. Ya que de vez en cuando hago algunos trabajos, aunque ahora no, pero al inicio de las grabaciones todavía podía alternar con algunos proyectos de producción interesantes. Me encanta. Asimismo, me gustaría desarrollar proyectos de conducción de televisión; el verano pasado estuve conduciendo para un programa en la costa y el proyecto ambicioso de mi empresita junto a una amiga, se trata de una marca de ropa para chicas, y mi amiga y yo seremos la imagen.

¿Cómo te llevas con Karina (tu antagónico)?
Somos muy amigas, vivimos juntas y nos va super bien. Lo habíamos conversado durante años y de pronto empezamos a trabajar juntas y todo se dio rápidamente. Nos conocemos desde que tenía 16 años.

¿Practican sus guiones juntas?
No, cada una lee lo suyo en su cuarto, lo conversamos, pero el ensayo lo hacemos aquí. Trabajo es trabajo, en casa no; además pasamos más tiempo en el set que allí así que vamos a descansar.

¿Cómo haces para relajarte del trabajo?
Hago deporte, voy al gimnasio. Me cuido mucho, porque subo de peso, pero trato de hacer mucho ejercicio.

¿Qué comes para ayudar a mantenerte en forma?
Siempre como frutas y verduras, todos los días. No tanto por cuidarme sino porque me gusta, felizmente. Si me gustara la pasta, igualmente la comería, pero me encantan las frutas y verduras frescas, en ensaladas sobre todo.

¿Qué te gusta más el cine, la televisión o el teatro?
Es muy distinto. El teatro para mi es una novedad, me encanta.  He hecho teatro para niños hace años, pero esto es otra vibra, pero me gusta igual como el trabajo en la telenovela Y hacer cine es un lujo, todo detallado. Me es difícil decidirme por uno. No sé qué me gusta más, me encanta todo.

¿Con respecto del corazón?
No voy a contar nada; lo único es que estoy muy contenta, nada más.

 

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.

Escribe un comentario