Alexandra Neyra: “Quiero que mi marca sea reconocida en el mundo”

Aún no se acerca a los 30 años y el nombre de la diseñadora Alexandra Neyra ya suena en Perú y en algunos países de Europa como España y Francia. Su estilo romántico y su devoción a los diseños personalizados en gasa, estampados y flores, la han convertido en una de las más solicitadas por las ilusionadas novias y amigas de la novia.

¿Quién diría que esta ex estudiante de Ingeniería Pesquera de la Universidad Agraria La Molina, se convertiría después en una de las diseñadoras jóvenes más conocidas del Perú? Tuvimos la oportunidad de entrevistar a esta talentosa profesional de la moda y conocer de cerca su trabajo, sus sueños y sus pasatiempos.

Alexandra en su atelier (Foto: Alonso Molina. Revista Asia Sur)

¿Desde cuándo sientes pasión por el diseño de ropa?
Desde niña me ha gustado vestirme bien y combinar mis prendas.

¿Dónde inicias tus estudios?
Estudié en el Centro de Altos Estudios de la Moda (CEAM) en el 2002. Estaba estudiando Ingeniería Pesquera en la Universidad Agraria y me iba bien, cuando me cuestioné si podría pasarme la vida haciendo eso. Recuerdo que mis papás me ayudaron a decidirme a estudiar diseño de modas, que era mi hobby. Cuando empiezo a estudiar, gano el concurso Jóvenes Creadores de la Moda, que me lleva a París en mi primer año de estudios en el instituto.

¿Cómo fue tu experiencia en París? ¿Qué recuerdas?
Fue increíble, pues recién era el primer año que estudiaba y no sabía casi nada. Llegué y conocí a diseñadores de diversos países, mucha gente que me ayudó, y ahí me dí cuenta de que cada cultura saca diferentes cosas de sí misma, un mismo tema lo ven de otras maneras. Allí me abrieron los ojos terriblemente respecto de la moda, era mi primera vez en París y de hecho definió que esto era lo que quería hacer. Fue un éxito total.

¿Qué ha cambiado París en tu forma de crear?
Cuando volví, se me metió el tema de Perú en la moda; empecé a hacer colecciones con inspiración en las culturas peruanas. Había visto que en otros países explotan su cultura para crear diseños y Perú tiene tantas cosas que tenía que hacerlo.

¿Cuándo sacas tu primera colección y cómo fue la acogida?
Trabajé duro en el tema y después de dos años saqué mi primera colección en Madrid; tenía 21 años. En ese momento saqué una colección inspirada en las culturas e hicimos un trabajo en equipo con gente de Huancavelica en donde se teñía el cuero con tintes naturales y mandaba bordar algunos motivos de las culturas peruanas en otras prendas con gente de Ayacucho. Asimismo, trabajaba con un grupo de tejedoras de Huancavelica y así salió adelante y lo presentamos en España.

¿Qué anécdota recuerdas?
Tenía 21 años y era el centro de atención de todos los periodistas de Madrid ya que era la única chica de esa edad con una colección completa. Salio súper bonito, el desfile era increíble y aprendí un montón. Estaba ahí con los ojos abiertos y tratando de aprender de todos. Fui con tres profesores del instituto y algunos diseñadores reconocidos como Sumy Kujón.

¿Siempre tuviste el apoyo de tus padres?
De hecho, cuando salí de La Agraria, mi mamá casi se muere porque “cómo iba a dejar la capacidad que tenía para ser una ingeniera”; por otro lado mi papá me dijo que yo podía hacer una carrera de lo que quisiera, siempre y cuando me gustara y lo hiciera bien. “Tú tienes buen gusto, tus amigas siempre se escogen tu ropa, si te gustan estas cosas, hazlas”, me dijo. Luego, casi al instante, mi mamá se dio cuenta y ahora ambos me apoyan.

¿Qué hiciste después de presentar tu colección?
A mi retorno presenté esa misma colección en uno de los Perú Moda de Prom Perú que hubo en el concurso de Jóvenes Diseñadores y luego abrimos un atelier con una amiga. El resto de ese año y el siguiente estuve en varias pasarelas en Lima como el Perú Fashion Night, el Perú moda, el Flash Mode de la Alianza Francesa, en donde estuve tres años participando, entre otras.

Asimismo estuve trabajando en asesoramiento de colecciones para algunas empresas como Creditex, Saga Falabella, Milk, Biquinis Top and Sol. Para el 2008 me invitan a participar de una pasarela en Ecuador, muy interesante, y lo último fue participar en Panamá y en Santo Domingo en 2010.

¿Cada cuanto sacas tus colecciones?
Yo presento dos colecciones al año, una Primavera-Verano y otra Otoño-Invierno. En primavera verano lanzo la colección y le hago algunas fotos, pero como es a medida se modifica según el estilo y gusto de la clienta, y mi asesoría. La otra colección es para empezar el invierno y las telas son más gruesas.

De todos los diseños de trajes, ¿cuál te gusta trabajar más?
Yo diseño vestidos de novias y de fiesta, y de hecho en vestidos de noche puedo trabajar mucho más por que mi estilo es romántico. Me gusta mucho mezclar texturas, usar gasas, encajes, gasas estampadas, shantú y organza de seda, y todo lo que son fibras naturales. Depende de lo que se me ocurra en el momento, el diseño largo o corto del vestido.

Alexandra mostrando una de sus creaciones. Este vestido será sorteado entre la comunidad

¿Para esta temporada ya tienes una colección lista?
Ya sale dentro de poco y está a full de vestidos. La mayoría son largos en gasa estampada full de moda, colores fuertes y combinaciones intensas.

¿Te has sumado a la tendencia del color block?
No, dentro de las tendencias que se presentan ahora me acojo más a la tendencia romántica que es el estilo que siempre he tenido, que son encajes, gasas estampadas de distintos colores pero con combinaciones.  Yo recojo lo que me gusta de cada una de las tendencias y las hago mías.

¿Has pensado en hacer alguna colección más casual?
Si, tengo un proyecto que espero lanzar el próximo mes pero no es de ropa casual, sino una linea de vestidos que podrán lucir en todo momento, pero los detalles los daré más adelante.

¿Es estresante tu trabajo?
Lo es, sobre todo cuando hay eventos y desfiles  porque todo tiene que estar perfecto, que no falte nada. Pero ya aprendí a llevar esto, pues en otros momentos es relajado, tranquilo. Solo cuando hay trabajo fuerte me estreso, y eso ocurre algunos meses al año.

¿Cómo haces para desestresarte?
Yo lo manejo yendo al gimnasio, haciendo deporte porque desfogas un montón, cuando tengo tiempo tomo clases de spinning. Después me gusta ir a la playa sea invierno o verano. No me gusta cocinar, no sé cómo hacerlo.

Si pudieras cumplir un sueño en la vida, ¿Cuál sería?
Que mi marca sea reconocida en todo el mundo, como la de Carolina Herrera.

¿Qué le dirías a las chicas que como tú desean ser diseñadoras top?
Que lo hagan y que no tengan miedo, pues es algo complicado. Pero tienen que hacerlo y meterse a todos los concursos que encuentren, yo sé que les puede dar miedo sacar una linea de ropa por la competencia, pero deben hacerlo. En realidad a mi siempre me ha gustado, pero no basta con que te guste la ropa, tienes que ser paciente y perseverante,  sino a la primera te aburres y te vas, ya que al principio demora ganarse la reputación y alcanzar la calidad. Es un proceso súper largo pero necesario como todo en la vida. Tienen que trabajar mucho pero el producto final es espectacular.

Compartir



Acerca del autor

Escrito por Lidia Caparachin

Soy comunicadora social, apasionada del cine, el teatro y la música; me encanta viajar, los helados de fruta y las series policiales.

Escribe un comentario